Boletín ENTS

Organizan consejeros Universitarios de la ENTS mesa sobre Participación Política de la Mujer en México

Boletín ENTS-UNAM 19
Ciudad Universitaria
19 de abril de 2018

• Los derechos humanos no se otorgan: Sandra Salinas
• Perspectiva de género en materia política, tema de convicción y voluntad
• Gracias a la solidez de planteamientos, se avanza en equidad e igualdad de género, dentro y fuera de la UNAM: Cano Soriano

El H. Consejo Universitario de la Escuela Nacional de Trabajo Social organizó la mesa de trabajo sobre La Participación Política de la Mujer en México, con la consejera Universitaria y especialista en temas de género, maestrante Nadia Ivett Arroyo Guerrero, la defensora de Derechos Humanos, maestrante Ana Sandra Salinas Pérez; el asesor de la Comisión de de Igualdad de Género de la H. Cámara de Diputados, licenciado Antonio Cortés Aguilar y la directora de la Escuela Nacional de Trabajo Social, maestra Leticia Cano Soriano.

En su intervención, Ivett Arroyo indicó que, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de las Mujeres (InMujeres), de 128 Senadores de la República, sólo 51 son mujeres, en el Congreso de la Unión hay 500 curules, de los cuales 214 son ocupadas por mujeres mientras que la Suprema Corte de Justicia de la Nación cuenta con dos ministras y nueve ministros.

En 2012, México tenía registradas 2 mil 456 presidencias municipales que estaban gobernadas por 2 mil 288 hombres y 168 mujeres. Actualmente, hay sólo una gobernadora y 31 gobernadores. Las cuotas en materia de candidaturas están sujetas a las mismas voluntades y hegemonía patriarcal que existe en nuestro país, “la perspectiva de género en materia política no es sólo una cuestión legal, es un tema de convicción y voluntad”, afirmó la consejera Arroyo.

Antonio Cortés resaltó que, en el tema de la trata de personas, los números son tan desalentadores como la atención que se pone en ello, pues del total de casos registrados, 90 por ciento corresponde a mujeres.

Definió Democracia como principio de legitimidad, sistema político (llamado a resolver problemas) e ideal (sin fecha de nacimiento y en el entendido de que a partir de ella, todo mejora en un proceso constante). Y como Democracia Activa, aquella que se construye con trabajo político. Señaló que, en nuestro país, la participación de las mujeres es indispensable.

Desde 1953, año en que se instauró el voto femenino y, con ello, el acceso de las mujeres a la actividad política mexicana, sólo han habido siete gobernadoras.

Las elecciones de 2018 en la Ciudad de México están en una coyuntura que brinda la posibilidad de que haya una primer gobernadora (de las siete candidaturas, sólo dos son de hombres), elegida por voto directo y mayoritario.

“El efecto Juanitas demuestra lo misógina que es nuestra sociedad”, afirmó. El primero de septiembre de 2009 tomaron protesta Diputados y Diputadas electas. En la segunda sesión del congreso, el día tres de septiembre, ocho diputadas solicitaron licencia y tomaron su lugar los suplentes, que eran hombres.

A raíz de este lamentable caso, el Tribunal. Electoral del Poder Judicial de la Federación dictó la sentencia 12624/2011, con fecha 30 de noviembre de 2012, que lo impide, lo que impulsó la reforma político-electoral de 2014, que es base indiscutible de estos derechos en México. “No debemos olvidar que el tema de la democracia no es de géneros, es de todos y todas”, concluyó.

La defensora de derechos humanos, Sandra Salinas inició su intervención con la aclaración: “comúnmente escuchamos que nos otorgaron más derechos (a las mujeres). Los derechos humanos no se otorgan, se poseen por el simple hecho de ser personas. Lo que se requiere es el reconocimiento de los Estados para garantizar el respeto de los mismos y que se puedan ejercer efectivamente”.

La participación social y política de las mujeres son derechos humanos que han sido reconocidos, resultado de constantes luchas, aunque aún no se han logrado materializar completamente. También, la educación en nuestro país sigue siendo sexista e impone barreras a la participación de las mujeres.

“El respeto de los derechos sexuales de las mujeres implica la libertad de decidir sobre su sexualidad de manera libre. Decidir si quieren o no tener hijos y cuántos tener, sin ser por ello estigmatizadas y descalificadas”, afirmó.

La directora de la ENTS se congratuló de los sólidos planteamientos que los panelistas -universitarias y universitarios- hicieron, ya que gracias a ello se logra avanzar en los temas de equidad e igualdad de género, dentro y fuera de la UNAM.

Felicitó a Adriana Rangel y a Darío Valentín Hernández, consejeros Universitarios de la ENTS “por sumar esfuerzos y convocar a esta iniciativa tan importante” y recordó que, aunque más del 80 por ciento de quienes conforman la comunidad de la Escuela son mujeres, no debe haber luchas de poder.

==ooOoo==

Boletínes ...

Boletines

ENTS en los medios